Brindamos asesoramiento y asistencia jurídica integral en materia de derecho del trabajo. Patrocinio y representación ante el SECLO (Servicio de Conciliación Laboral Obligatoria), o en instancia judicial, redacción de telegramas, cartas documento, intercambio epistolar, despidos directos e indirectos, licencias, enfermedades inculpables, trabajo en negro, relación de dependencia encubierta por facturación, acoso laboral, modificación de las condiciones de trabajo, sanciones disciplinarias.

Despido Directo:

Es la extinción del contrato de trabajo decidida unilateralmente por el empleador. Puede consistir en un despido sin causa o con justa causa.-

Despido sin causa o incausado:

Es el decidido por el empleador en forma unilateral sin invocar ninguna causa para despedir, o cuando expresa la causa en forma insuficiente, o habiéndola invocado, posteriormente no la prueba.-
Esta forma de despido genera al empleador obligaciones indemnizatorias: el deber de pagar al trabajador la indemnización sustitutiva de preaviso, integración del mes de despido e indemnización por antigüedad y las que correspondan según cada caso particular (por ejemplo, indemnizaciones agravadas por maternidad o matrimonio y multas de la ley 24013).-
Ello, obviamente, además de los conceptos de pago obligatorio cualquiera sea la causa de la extinción del contrato de trabajo (SAC proporcional, vacaciones proporcionales y días trabajados hasta el momento del cese).-

Despido con justa causa:

Es el acto jurídico unilateral por el cual el empleador extingue el contrato de trabajo, con fundamento en el incumplimiento grave de alguna de las obligaciones en que incurre el trabajador.-
El empleador debe expresar por escrito, en forma suficientemente clara, la causa que motivó su decisión rescisoria: debe constituir una injuria que impida la prosecución del contrato.-
La carga de la prueba recae en el empleador que, de demostrarla, no debe pagar ninguna indemnización.-
Si usted fue despedido con causa, debe saber que puede negar y rechazar la causa invocada por telegrama.
En caso que usted inicie acciones judiciales, será el empleador el que deberá probar la causa del despido invocada y en última instancia quedará a criterio de la justicia determinar si configura una injuria grave que justifique el despido.
De no probarse la causa o hallándose ésta no justificada, usted tendrá derecho a percibir todas las indemnizaciones establecidas en la ley para el caso de despido arbitrario.

El despido indirecto:

Es el decidido por el trabajador ante un incumplimiento del empleador de suficiente gravedad que constituya una injuria que impida la continuación del contrato; debe notificarse por escrito, previa intimación al empleador para que revea su actitud, expresando en forma suficientemente clara los motivos que justifican su decisión.-
La prueba de la causa invocada está a cargo del trabajador y, de demostrarla, genera el derecho a cobrar las mismas indemnizaciones que en caso de despido directo sin causa o sin causa justificada: indemnización sustitutiva de preaviso, integración del mes de despido e indemnización  por antigüedad, como asimismo, las que correspondan según cada caso particular.-
Nuestros honorarios son conforme a las tarifas legales. Los mismos son a resultado, es decir que usted deberá abonarlos solo en caso que gane el juicio total o parcialmente, o se arribe a un acuerdo conciliatorio.-
Usted solo firma un convenio de honorarios por un porcentaje de la indemnización que perciba por todo concepto.
Garantizamos una prestación de servicios de calidad, seriedad y responsabilidad.